Artículos de interés

Retén a tu talento con un buen proceso de onboarding

Retención de talento con un buen proceso de onboarding - niikiis, más que un software de RR.HH.
Todo proceso lleva su tiempo. Cuando se empieza un nuevo trabajo, se necesita un momento para entender el entorno, asimilar las funciones, alinearse con las expectativas de la empresa y generar sinergias con equipo. Se necesita un proceso adecuado de onboarding.
Quienes reciben un mal onboarding tienen el doble de probabilidad de buscar un nuevo empleo en un futuro inmediato (Digitate). Por eso, incorporar bien a un colaborador es fundamental para retener su talento el mayor tiempo posible.

Antes que nada, ¿qué es y qué no es un proceso de onboarding?

El onboarding es una práctica orientada a la integración óptima de un colaborador para su adaptación en el menor tiempo posible a su equipo y a la cultura de la empresa.
El proceso de onboarding no es una inducción. Aunque ambos se realizan al empezar un empleo, el enfoque cambia el sentido de cada proceso. El onboarding está pensado en la experiencia del colaborador con su entorno. La inducción, en cambio, es un proceso de carácter informativo donde se dan pautas estándar, como las políticas de la compañía o procedimientos generales.
Además, mientras que en el onboarding la comunicación es bidireccional y están implicadas todas las áreas, en la inducción es unidireccional y la realiza solo RR.HH. hacia el resto del personal.

Razones por las que el onboarding es esencial para retener al talento

¿Sabías que el 75% de profesionales que trabajan en España tienen un mal recuerdo de su proceso de onboarding, según un estudio de Headway? Puede parecer exagerada la importancia de un buen onboarding, pero dedicarle el esfuerzo necesario puede traer una serie de beneficios en cuanto a retención de talento. Estos son algunos de ellos:
1. Aumenta la satisfacción de tu colaborador

Un plan de onboarding bien ejecutado reduce la sensación de abandono y estrés de un nuevo colaborador. Por ende, aumenta su satisfacción y las ganas de continuar trabajando allí. Sin embargo, solo el 12% siente que su empresa hizo un buen trabajo de onboarding, y de este grupo, alrededor del 70% siente que gracias a esto tiene “el mejor trabajo”, según Gallup.

2. Aumenta su productividad rápidamente

Existe el mito de que el onboarding depende solo de RR.HH., pero en realidad es una tarea con más actores. Si el responsable de área y el equipo contribuyen a la pronta adaptación de esta persona, empezará a generar resultados más rápido. Quienes reciben un onboarding satisfactorio aumentan su productividad de 25 a 75% en los tres primeros meses (Gallup).

3. Mejora tu employer branding

¿Qué mejor que profesionales calificados te busquen por tus buenas prácticas y no solo por el salario? Según Talentboard, un 93% de colaboradores podría recomendar su lugar de trabajo a otros si se recibió un onboarding satisfactorio. Además, el 84% consideraría dejar su trabajo actual por otro en una empresa con una excelente reputación corporativa (Glassdoor).

4. Aumenta el compromiso

El proceso de onboarding también es una manera de mostrar empatía por el colaborador, porque es una forma de hacerle sentir que a la empresa le preocupa que se adapte bien. Por eso, más del 50% de compañías con buenos procesos de onboarding reportan un alto índice de compromiso por parte de su personal (SHRM).

«El onboarding es un momento mágico donde los nuevos empleados deciden permanecer comprometidos o desconectarse. Ofrece una ventana en la que puede causar una impresión que se queda con los nuevos empleados durante sus carreras.»

— Amy Hirsh Robinson (The Interchange Group)

5. Reduce la tasa de abandono y rotación del talento

Al aumentar la conexión entre empleados y el compromiso, el onboarding ayuda a que la rotación y abandono del personal sea menor. Gracias a esto, la retención de talento puede aumentar en 25% e incluso, el 2 de 3 personas tienen más probabilidades de quedarse durante tres años si tuvieron una buena incorporación (SHRM).

Además, el onboarding tiene un componente emocional muy fuerte, porque ayuda a combatir la sensación de soledad o abandono que pueda experimentar el nuevo colaborador mientras se adapta a su nuevo trabajo. Esther González, profesora de EAE Business School, recomienda añadir la figura de un mentor para absolver todas sus dudas y le cuente cosas que no se dicen en una inducción formal, como las costumbres del equipo, el código de vestimenta o qué es mejor preguntar y no preguntar.
niikiis te ayuda a agilizar el proceso de onboarding para mejorar la experiencia de tu colaborador. Descubre más sobre nuestras herramientas de automatización de procesos y de planes de acogida aquí. Si quieres transformar ya la cultura de tu empresa, ¡solicita una demo ahora con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.