Entrevistas

Liderazgo inclusivo: ¿Qué es y cómo implementarlo?

Esta semana entrevistamos a Julio Arnas, fundador de The Owl Proyect, formador a empresas y especialista en diversidad e inclusión. Su proyecto, The Owl Proyect, es una consultoría de formación tanto de coaching ejecutivo como de equipos para empresas. Su misión se centra en acompañar a organizaciones que deseen que cada persona se muestre tal y como es, sin necesidad de esconder nada que le defina para así dar el 100% de su talento.

Con él hablaremos sobre el liderazgo inclusivo, ya que es la clave para desarrollar confianza y buena disposición en los colaboradores. En esta entrevista tratamos sus ventajas y desafíos, además de cuáles son las mejores estrategias y qué impactos tiene en las PYMES.

Bienvenido, Julio. Para comenzar, nos gustaría que nos contaras un poco sobre ti y tu pasión por las personas.

Me defino como una persona entusiasta, alegre, “disfrutón” y muy pasional. Siempre he sentido que debo luchar por defender lo que considero injusto, quizás por algunas experiencias de mi pasado en las que me he sentido humillado por ser quien soy, aunque en ese momento no lo tuviera del todo claro. En parte la idea de crear The Owl Proyect viene de ahí, de mi pasión por defender que una persona sea diferente no implica que se le pueda discriminar, de defenderme a mi mismo, de promulgar valores universales como la libertad, el respeto y la empatía, y que en muchas ocasiones no se fomentan ni ejercen como se debiera.

Entrando en materia, ¿En qué consiste el liderazgo inclusivo?

Según lo veo, consiste justo en lo que te decía antes, en abrazar la diferencia y potenciar que cada persona sea quien es sin miedo. En el entorno empresarial muchas veces vemos como se crean equipos de “miniyos”, es decir, equipos en los que todas las personas que forman parte son un calco del responsable.

Precisamente lo que busca el liderazgo inclusivo es todo lo contrario, fomentar que en los equipos haya personas de cualquier tipo, y ojo, no mirar únicamente que haya paridad de género, sino promover con la diversidad generacional, funcional, cultural, y sexual. Además de incluir diferentes tipos de talentos y habilidades y formas de procesar la información y gestionarla para alcanzar equipos de alto rendimiento.

¿Qué ventajas tiene promover un liderazgo inclusivo dentro de las empresas?

Son innumerables, si miramos desde el punto de vista de la empresa, este tipo de liderazgo, genera innovación, creatividad, mejora el clima laboral, con lo cual aumenta el compromiso, la retención del talento y el sentido de pertenencia. El resultado de esta suma es que aumenta la productividad y, por ende, la rentabilidad. Y, por último, aumenta la Responsabilidad Social Corporativa, dando la oportunidad de captar nuevos clientes.

Desde la perspectiva de las personas, el liderazgo inclusivo genera una cero tolerancia a la discriminación, así que se sentirán incluidas, valoradas, escuchadas, sentir que pueden ser quienes son sin miedo a posibles represalias o comentarios despectivos.

Desde el punto de vista del líder, aumenta el aprendizaje tanto propio como del equipo, una apertura de mente que conlleva la evolución hacia equipos de alto rendimiento.

¿Cuáles son los mayores retos a la hora de implementarlo?

El principal reto es que vaya más allá de un simple manifiesto de buenas prácticas, tomar conciencia, tanto para el líder como para su equipo, de la importancia que tiene gestionar la diversidad y fomentar la inclusión de forma efectiva.

El 75% de las personas que forman parte mercado laboral y que entrarán en un futuro próximo son millenials y centenials. La pérdida del miedo a mostrarse como son, y las necesidades y expectativas ante el mercado laboral, son unas de las mayores características de estas dos generaciones a las que deben adaptarse los y las líderes actuales. No digo que sea la única forma, pero desde mi punto de vista, si que es una de las mejores.

Para ello, lo primero que se debe hacer es trabajar en su autoconocimiento, sus sesgos inconscientes y su forma de gestionar las emociones.

Ahora, no solo debe hacerlo el líder, sino el equipo en su conjunto. Si el líder fomenta la inclusión, pero el equipo en paralelo no, su labor no servirá para nada.

¿Cuáles dirías que son las mejores prácticas para un buen liderazgo inclusivo?

Lo primero practicar la escucha activa desde el punto de vista de la curiosidad y el entendimiento, que el líder conozca a su equipo, y se deje conocer. Fomentar los valores de los que hablaba al principio, la libertad, el respeto y la empatía es primordial para dar a cada persona su espacio.

El líder debe tener una visión integradora y una mirada a futuro, predicando con el ejemplo y generando políticas efectivas y realistas para fomentar la diversidad y que se tome en serio, no verlo como un simple postureo.

¿Qué herramientas se pueden usar para facilitar el liderazgo inclusivo?

Realizar diagnósticos de diversidad para conocer al equipo, crear KPI’s de éxito, porque que sea efectivo no solo hay que realizarlo a modo de tipo de liderazgo, sino comprobar que funciona.

Además, como decía en la pregunta anterior, la escucha activa es primordial para generar la confianza necesaria que hace que el equipo se muestre tal y como es para dar el 100% de su potencial.

Agradecemos a Julio Arnas por haber tomado el tiempo de compartir sus conocimientos con nosotros. Para saber más sobre la importancia de fomentar el liderazgo inclusivo no dudes conectarte en nuestro próximo directo el día 7 de abril a las 18:00h en nuestro canal de YouTube: Liderazgo inclusivo: qué es y cómo implementarlo – YouTube. Entrevistaremos de manera íntegra a Julio para poder abarcar todo sobre el liderazgo inclusivo. ¡No te lo pierdas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.